En mi mochila de opositor@: ¿qué puedo mejorar?

Publicado por Academia Albanta en

Como ya hemos visto en entradas anteriores el trabajo de opositor incluye muchos recursos y el mejor punto de partida será hacer trabajo específico para cada uno de ellos.

Responder un examen con preguntas de tipo test incluye:

  • Lectura rápida y comprensiva. Lo trabajarás día a día en tus sesiones de estudio.
  • Concentración: es fundamental para la toma de apuntes, para identificar posible preguntas de examen o trampas que puedas encontrar en la lectura.
  • Capacidad de relación de conceptos: tus apuntes y mapas conceptuales tienen que ayudarte a responder preguntas, incluso cuando no comprendas la pregunta en una primera lectura.
  • Resistencia: las capacidades anteriores tendrán que mantenerse durante todo el tiempo que supone la prueba, por tanto, tus sesiones de estudio maratonianas, con mayor carga de trabajo cada semana, te ayudarán a resistir el examen.
  • Atención a las preguntas “extrañas”: lo podrás trabajar durante la realización de preguntas y, sobre todo, con el estudio posterior de las respuestas.
  • Memoria: las reglas nemotécnicas pueden ayudar y el repaso organizado del temario facilitarán tu memoria.

Serán estos y muchos más los recursos que tendrás que entrenar durante tu estudio, por esto es importante variar el trabajo, porque cada uno de estos recursos multiplica nuestras posibilidades de éxito.

Ánimo y no olvides que cada recurso supone un esfuerzo y una posibilidad de mejora.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.